VINOS

Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.

VINO TINTO. El vino tinto es un tipo de vino procedente mayormente de mostos de uvas tintas, con la elaboración pertinente para conseguir la difusión de la materia colorante que contienen los hollejos de la uva. En función del tiempo de envejecimiento que se realice en la barrica y en la botella, pueden obtenerse vinos jóvenes, crianzas, reservas o grandes reservas.

Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.
Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.

VINO SECO. Un vino se considera seco cuando el azúcar de la uva se convierte completamente (o casi completamente) en alcohol en el proceso de fermentación.

Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.
Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.

VINO SEMISECO. Un vino se considera seco cuando el azúcar de la uva se convierte completamente (o casi completamente) en alcohol en el proceso de fermentación. Si cuando se finaliza la fermentación, todavía existe un poco de azúcar residual, el vino se llama “semi-seco”.

Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.
Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.

VINO BLANCO SECO. Es un vino que, como ahora veremos tiene como principal característica la escasez y en algunas ocasiones casi nula, de azúcar.

Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.
Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.

VINO ROSADO. El vino rosado es aquel que tiene algo del color típico del vino tinto, pero solo lo suficiente como para darle un color rosa, que puede ir del claro al fuerte casi violeta, según las uvas y las técnicas de producción usadas.

Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.
Bodegas en Gran Canaria, Agaete, Canarias.

SOBRE EL VINO

Realice una VISITA GUIADA si lo desea.

El vino (del latín vinum) es una bebida obtenida de la uva (especie Vitis vinifera), mediante la fermentación alcohólica de su mosto o zumo.La fermentación se produce por la acción metabólica de levaduras, que transforman los azúcares del fruto en etanol y el gas en forma de dióxido de carbono. El azúcar y los ácidos que posee la fruta, Vitis vinífera, son suficientes para el desarrollo de la fermentación. No obstante, el vino es una suma de factores ambientales: clima, latitud, altitud, horas de luz y temperatura, entre varios otros.Aproximadamente un 66 % de la recolección mundial de uva, se dedica a la producción vinícola; el resto es para su consumo como fruta.A pesar de ello el cultivo de la vid cubre tan solo un 0,5 % del suelo cultivable en el mundo.

El cultivo de la vid se ha asociado a lugares con un clima mediterráneo, no en vano, la mitad de la producción mundial de vino la concentran tan solo 3 países mediterráneos: Italia, Francia y España.

Se da el nombre de «vino» únicamente al líquido resultante de la fermentación alcohólica, total o parcial, del zumo de uvas, sin adición de ninguna sustancia.

En muchas legislaciones se considera solo como vino a la bebida fermentada obtenida de Vitis vinifera, pese a que se obtienen bebidas semejantes de otras especies como la Vitis labruscaVitis rupestris, etc. El conocimiento de la ciencia particular de la elaboración del vino se denomina enología (sin considerar los procesos de cultivo de la vid). La ciencia que trata tan solo de la biología de la vid, así como de su cultivo, se denomina ampelología.